COMUNICACIONES - LAS GUARDIAS HOSPITALARIAS, LA COBERTURA DE LOS CARGOS, LA DEMORA CRÓNICA EN SU IMPLEMENTACIÓN Y LAS AUDITORIAS DISPUESTAS POR LA ACTUAL ADMINISTRACIÓN Imprimir E-mail
Indice del artículo
COMUNICACIONES
FALLECIMIENTO DEL DR. MIGUEL MATZKIN
DÍA DEL NIÑO
DÍA MUNDIAL DE LA SEGURIDAD Y LA SALUD EN EL TRABAJO
INUNDACIONES
Otro grave hecho de violencia
Tragedia de Barracas
A NUESTROS HEROES
DÍA DEL NIÑO
TRAGEDIA DE ONCE: UNA VEZ MÁS LOS MÉDICOS MUNICIPALES DAN LA MEJOR RESPUESTA
INCENDIO EN EL HOSPITAL ALVAREZ
SALUD PÚBLICA, HOSPITAL PÚBLICO Y SALUD MENTAL
VIOLENCIA EN EL HOSPITAL SANTOJANNI
QUINTA JORNADA INTERDISCIPLINARIA SOBRE SALUD MENTAL Y DERECHO
Atención: Polideportivo cerrado hasta el viernes 13-4
7 de abril: Día Mundial de la Salud
Seguro de Vida
Viernes 20 sin atención al público
DÍA DE LA MUJER
RECONOCIMIENTO A LA LABOR DE LOS MÉDICOS EN LOS HECHOS DE VILLA SOLDATI
COMPENSACIÓN POR EL DÍA DEL MÉDICO
CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO. NEGOCIACIONES PARITARIAS
BICENTENARIO DE LA PATRIA
7 de abril: Día Mundial de la Salud 2010
¡FELIZ DÍA DE LA MUJER!
PLAN DE CONTINGENCIA PARA EL LAGLEYZE
CRISIS EN LOS HOSPITALES PÚBLICOS DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
AUDITORÍAS NUEVO INFORME
CESE DE LAS AUDITORIAS EN LAS GUARDIAS
LAS GUARDIAS HOSPITALARIAS, LA COBERTURA DE LOS CARGOS, LA DEMORA CRÓNICA EN SU IMPLEMENTACIÓN Y LAS AUDITORIAS DISPUESTAS POR LA ACTUAL ADMINISTRACIÓN
FIRME RESPALDO A LA DIRECTORA DEL AMEGHINO
UN AVANCE CONTRA LA PRECARIZACIÓN LABORAL
EN DEFENSA DE LA SALUD MENTAL
DÍA MUNDIAL DE LA SALUD
OBSBA: YA SOMOS LIBRES PARA ELEGIR
FINALMENTE, DIEGO KRAVETZ SE RECTIFICÓ
PELIGROSAS Y DESCALIFICADORAS DECLARACIONES DE DIEGO KRAVETZ
SALARIOS ADEUDADOS RESIDENTES, JEFE DE RESIDENTES E INSTRUCTORES DE RESIDENTES
ADVERTENCIA: IMPUESTO A LAS GANANCIAS
INFORMAMOS
Todas las páginas

LAS GUARDIAS HOSPITALARIAS, LA COBERTURA DE LOS CARGOS, LA DEMORA CRÓNICA EN SU IMPLEMENTACIÓN Y LAS AUDITORIAS DISPUESTAS POR LA ACTUAL ADMINISTRACIÓN

Esta entidad ha bregado ante las distintas Administraciones por el cumplimiento oportuno de las designaciones de los profesionales encuadrados en la Carrera Profesional regulada por la Ordenanza 41.455.

Dichas designaciones son la culminación y corolario necesario del régimen de concursos regulados en dicha norma estatutaria de pacífica y regular aplicación en los planteles de la Administración para nuestros representados en forma única y exclusiva, aún mucho antes de que la modalidad concursal de selección tuviera rango constitucional. Inclusive hoy, con dicha previsión constitucional, los profesionales de la Salud en general y los médicos en particular seguimos siendo casi una excepción en el ámbito de la selección de ingreso, evolución y progreso de los planteles de agentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, a pesar de dicho procedimiento de selección, ha existido a lo largo del tiempo y de las distintas administraciones un claro sesgo de retardo, inercia burocrática y dilación en las designaciones que resultan de dichos concursos. La actual Administración no es una excepción a esa saga histórica de incumplimientos.

La situación descripta de incumplimientos y retardo en las designaciones de profesionales de la Carrera de Salud atraviesa con más o menos virulencia y variopintos argumentos esgrimidos por la Administración (la actual ha recurrido nuevamente a los remanidos “desfinanciamientos de partidas”) a todas las estructuras de los hospitales y centros asistenciales que conforman el subsector público de salud de la Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, dichos incumplimientos adquieren ribetes dramáticos en el ámbito de las Guardias de nuestros hospitales, ya que en las mismas no existe la posibilidad de subsanación y/o sustitución de la prestación del servicio de salud que puede articularse en los servicios regulares y ordinarios del establecimiento asistencial y cuando éste funciona con la plenitud de sus planteles y efectores.

Explicamos y ejemplificamos nuestros dichos: una emergencia en la madrugada y cargos de guardia sin cubrir tienen como resultado verosímil y casi necesario una grave disfunción en la salud del paciente requirente de la emergencia o muy probablemente su muerte.

Demoras injustificadas en los nombramientos de guardia de cargos establecidos en el Decreto 938/03 que establece los planteles de los Departamentos de Urgencia Hospitalarios, cargos autorizados por la Superioridad para la realización de los concursos respectivos y que luego son absurdamente “rechazados” con el remanido y ya citado argumento de la “desfinanciación de las partidas”, demoras en los nombramientos de los Suplentes de Guardia establecidos por el Decreto 604/09 relacionados con la emergencia sanitaria; son sólo algunos de los paradigmas con que se enmascara la casuística incumplidora de la Administración.

El sistema, para paliar la crónica estructura administrativa deficitaria de la cobertura de cargos en las Guardias de los hospitales y preservar la continuidad del servicio de salud, ha articulado sus propios mecanismos de supervivencia. Los mismos no son quizá una avenida de amplias alamedas sino un atajo para subsanar los errores reiterados y persistentes de las distintas Administraciones. De esto son contestes los profesionales, sus entidades representativas, los funcionarios y directores de los hospitales y los más altos estamentos de decisión de los máximos niveles de la conducción política del subsector público de salud de la Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, en el marco antes descripto y con pleno conocimiento y participación necesaria en el diseño de la disvaliosa situación descripta precedentemente, la actual Administración de los Recursos Humanos del Gobierno de la Ciudad, en consonancia y coherencia persecutoria con  otras actitudes ya denunciadas y advertidas por ésta y otras entidades gremiales con actuación en la Ciudad, ha decidido articular auditorías en las guardias de los hospitales.

En ese marco se verificó el sábado último dicha circunstancia en el Hospital Durand a escasos minutos del comienzo de la guardia de dicho día. Su resultado: funcionamiento sesgado de los servicios, ambulancias paradas y demérito general de las prestaciones y actos médicos.

Ante dicha circunstancia destacamos lo siguiente:

Esta entidad sindical es respetuosa del derecho de cualquier Administración de articular los métodos de contralor a que se crea con derecho o que meritúe redundarán en beneficio de la Ciudad y de sus habitantes y/o de los servicios que ella brinde; siempre y cuando no signifiquen actitudes persecutorias, que fomenten la delación o signifiquen el demérito, retracción, minusvalía o riesgo alguno en los derechos de sus representados; como infelizmente se ha verificado en situaciones y circunstancias recientes implementadas por la actual administración de recursos humanos de la Ciudad.
Tampoco es intención de esta entidad emitir juicio de valor o de mérito sobre los mecanismos de Administración de los Recursos Humanos que pueda implementar la gestión de turno de que se trate, en tanto y en cuanto se verifique el respeto irrestricto de los derechos de los médicos por ella representados.

En el marco de lo reseñado precedentemente, de la situación planteada en los servicios de urgencia de nuestros hospitales y como conclusión de lo expresado, esta Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires formula las siguientes invocaciones y requerimientos a la actual Administración como responsable política del servicio de salud en la Ciudad de Buenos Aires

·        La necesidad de remover todos los obstáculos, rémoras administrativas y decisiones políticas de parte de las autoridades del GCBA para la plena y expedita cobertura de los cargos titulares, interinos y suplentes de los planteles de  los servicios de urgencias de los distintos hospitales de la Ciudad de Buenos Aires, como forma idónea y exclusiva de garantizar la continuidad del servicio público de salud que se brinda y canaliza a través de los mismos.

·        La inteligencia que la implementación y subsanación de ese crónico déficit de esta y otras Administraciones, significará la posibilidad de transitar y regularizar en forma prístina el funcionamiento de los servicios de urgencia hospitalarios.

·        Hasta tanto se implementen y regularicen las designaciones en los planteles de guardia de los hospitales, se dejen sin efecto las tareas de auditoría que motivan esta declaración.

·        Cesar en la aplicación de toda medida que en lugar de atacar las situaciones deficitarias antes referidas, se encarame con sustentos ideológicos fundamentalistas, contra los eslabones más débiles y no responsables del estado de cosas descripto.

·        Todo ello con la plena convicción de esta entidad gremial, en el sentido de que recorrer dicho camino redundará en mejoras para la gestión de esa Administración sin mengua en la prestación del servicio público de salud.

Asimismo, formulamos las siguientes recomendaciones y cursos de acción a nuestros asociados, representados gremialmente y Filiales Hospitalarias de la AMMCBA:

Declarar el estado de alerta gremial en los servicios de urgencia de los distintos hospitales del sistema.
Comunicar a este nivel central de la entidad, la consecución y/o reiteración de situaciones como las que da cuenta esta declaración.
Implementar como directiva general, que en caso de verificarse nuevas auditorías en los servicios de urgencia de los hospitales, las guardias sean cubiertas exclusivamente por los profesionales médicos titulares, interinos o suplentes de guardia debidamente designados; cesando de inmediato toda y/o cualquier otra modalidad de cobertura que no se sujete estrictamente a esos parámetros.

Por último, dejamos sentado, que en el supuesto de tener que implementarse las medidas referidas precedentemente, la discontinuidad del servicio público de salud que se derive de las mismas, será responsabilidad única y exclusiva de la actual Administración de la Ciudad.

Buenos Aires, 9 de febrero de 2010.

Dr. Miguel Matzkin                     Dr. Jorge Gilardi
Secretario General                              Presidente

 

Comité de Presidencia de la AMMCBA