DÍA MUNDIAL DE LA SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO: Prevención a favor del equipo de salud Imprimir E-mail



La AMM fue el único gremio que realizó una jornada de adhesión a las acciones programadas por la OIT. Participó el especialista italiano Simone De Sio, que focalizó en la prevención y la capacitación. Las autoridades de la asociación destacaron la inclusión de las CyMAT en el convenio colectivo de trabajo, como una importante conquista gremial

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estableció el 28 de abril como el Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el Trabajo en 2003.
Desde entonces, en cada oportunidad se define un tema central para la reflexión y el debate. Este año, se centró en la prevención de las enfermedades profesionales.
La OIT sostiene que la falta de prevención adecuada de estas enfermedades tiene profundos efectos negativos, no solo en los trabajadores y sus familias, sino también en la sociedad en su conjunto, debido al enorme costo que generan; en particular, por la pérdida de productividad y la sobrecarga de los sistemas de seguridad social que ocasionan.
En el mundo, son la principal causa de muertes relacionadas con el trabajo.
La AMM fue el único gremio que realizó una actividad de adhesión al Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, e hizo su aporte en la difusión de esta problemática, con la organización de una jornada de reflexión. El encuentro tuvo lugar el jueves 25 de abril en el auditorio de la sede central de la AMM, y se desarrolló junto a la Cátedra Libre de Salud y Seguridad en el Trabajo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y el Centro de Estudios de Políticas Públicas en Salud.

Dres. Nieto, De Sio y Gilardi

La ley italiana
Lo excepcional del evento fue la presencia del Prof. Dr. Simone De Sio, de la Escuela de Especialización en Medicina del Trabajo de la Universidad de Roma Sapienza, que se refirió a los riesgos del trabajo en el sector salud. Italia es un país pionero en la materia y cuenta con una legislación muy completa: "La medicina del trabajo tiene una gran tradición, empezó con Bernardino Ramazzini (1633-1714) cuando en
De morbis artificum diatriba escribió sobre las patologías de los trabajadores y dio nacimiento a la medicina del trabajo en mi país. Hoy, la especialidad es muy importante y tiene un gran impacto social, basada en la medicina preventiva. En Italia, el médico del trabajo es un servicio que sustituye al del médico de familia. Una vez por año el trabajador tiene la obligación de ser revisado por un médico del trabajo. El Decreto Legislativo 81/08 incorporó las Directivas de la Unión Europea en materia de salud y seguridad en el trabajo
que, en sus 330 artículos, tienen todo reglamentado", señaló De Sio en el inicio de su exposición.
La ley italiana incluye algunos temas clave para proteger al trabajador de la salud: "Ya no se habla de presunción de riesgo sino de evaluación de riesgo, lo que quiere decir que lo primero que hace el patrón es evaluar el riesgo.
También se refiere al médico del trabajo competente, que es el encargado de la vigilancia sanitaria de los trabajadores. El director del hospital nombra uno, dos o tres médicos del trabajo competente, que deben ser especialistas o docentes en Medicina del Trabajo. Entre otras, sus funciones son: colaborar con la evaluación de riesgos, efectuar los exámenes médicos, valorar la aptitud al puesto de trabajo, proveer información a los trabajadores acerca de su salud, visitar los lugares de trabajo al menos una vez al año, participar en las reuniones de prevención y protección, colaborar con la formación de los trabajadores.
Si el profesional competente no cumple con su trabajo, podrá recibir sanciones administrativas y penales, que hasta llegan a condenas de prisión", agregó De Sio.
La formación es uno de los pilares en los que se sostiene el sistema italiano:
"Es muy importante que los médicos especializados en el tema conozcan los distintos tipos de riesgos descriptos en la ley: riesgos de accidentes y de enfermedades. A su vez, los riesgos pueden ser potenciales o deliberados.
Dentro de las responsabilidades del médico competente se encuentran, entre otras, la de declarar a qué grupo pertenece el agente de riesgo, darlo a conocer al trabajador implicado y enseñarle cómo protegerse. Además, debe tener en cuenta el indicador preciso de enfermedad, así como individualizar a las personas predispuestas (hipersensibles) durante el examen de salud preocupacional o periódico. La ley también considera al trabajo nocturno por sus efectos sobre el cuerpo y el estrés", sumó De Sio.
En cuanto a la estrategia de prevención, la ley italiana la fundamenta en cinco áreas principales: organización del personal, protección ambiental, formación y práctica del equipo de salud, vigilancia sanitaria y correcta utilización de la autonomía del paciente: "Conocer la psicología, la epidemiología, la toxicología industrial, la higiene y fisiología del trabajo, lleva a que haya menos enfermedades y que el trabajador sea más eficiente y productivo", concluyó el reconocido especialista italiano.

La jornada se realizó en adhesión al Día Mundial de la Salud y
Seguridad en el Trabajo

La experiencia de la AMM
Por su parte, el Dr. Jorge Gilardi, presidente de la AMM, realizó un recuento del trabajo de la asociación en el tema de las condiciones y medio ambiente de trabajo (CyMAT) y la jerarquización de este ítem en el convenio colectivo de trabajo, que firmó la institución en 2010. "Hace tiempo tomamos conciencia de la necesidad de trabajar en las CyMAT, y reclamamos a nuestros funcionarios que cuiden al que cuida.
Pero paralelamente, empezamos a realizar un trabajo para protegernos nosotros mismos, además. Acuñamos la frase usar un guardapolvo blanco y no un chaleco antibalas y a través del convenio colectivo -desde el artículo 83 al 87- nos ocupamos de este tema (ver recuadro Las CyMAT…). Todos estos derechos los lograron todos los médicos municipales".
La AMM lleva adelante un programa de capacitación para Delegados/as de Prevención y Medio Ambiente de Trabajo del Sector Salud. El objetivo es formar representantes gremiales para que realicen tareas de promoción y protección de la salud, y asesoren a los profesionales en el acceso a las prestaciones de la seguridad social. Por otra parte, la Comisión de CyMAT de la AMM, desarrolla con regularidad reuniones con los delegados y presidentes de filial, con el fin de recabar información sobre las necesidades de cada hospital, y de brindar herramientas y asesoramiento para enfrentar las diferentes realidades. En el marco de este trabajo intenso, la AMM fue incorporada en la Estrategia de Hospitales Seguros de la Organización Panamericana de la Salud, que tomó esta decisión basada en la influencia que la AMM tiene en los hospitales para sensibilizar a los profesionales sobre el tema.

La situación en la Argentina
La Dra. Alcira Fiorini, secretaria Gremial de la AMM, fue la coordinadora del encuentro y el Dr. Héctor Nieto, director de la Cátedra Libre de Salud y Seguridad en el Trabajo de la Facultad de Medicina de la UBA , el moderador.
Nieto dio un panorama sobre las enfermedades profesionales en la Argentina, y expuso sobre los problemas para su abordaje en el marco normativo actual:
"El Decreto 658/96 es taxativo, lo que lo convierte en limitativo; existen barreras de accesibilidad a los dispositivos de salud, barreras geográficas, organizacionales, culturales, simbólicas y económicas. Por otro lado, la Argentina padece de una carencia de servicios de salud preparados para la detección y atención de los daños a la salud de origen laboral, ya que casi no existen en el ámbito público y hay además, una escasa formación en la materia".
En la Argentina existe subdiagnóstico, subnotificación y subregistro en salud laboral. "Se dan problemas para identificar y notificar los problemas de salud vinculados al trabajo, como consecuencia se da una ausencia de políticas preventivas eficaces y tratamiento oportuno, así como la transferencia de costos desde el sector privado a los subsectores de atención de la salud", añadió Nieto.

Cuidar al que cuida
Como cierre de la jornada, la Dra. Alcira Fiorini, destacó el rol de la Asociación de Médicos Municipales en este campo: "Estamos a la vanguardia, tomamos conciencia de que medicina del trabajo no es control de ausentismo, y por eso apoyamos la creación del primer departamento de Salud y Seguridad en el Trabajo en el Hospital Piñero, en un esfuerzo para que las leyes sobre este tema se cumplan".
Finalmente, Fiorini destacó: "Lo que nos une a todos los que estamos hoy aquí es la responsabilidad e interés de cuidar al que cuida".

Dres. Nieto, Gilardi, De Sio y Fiorini


LA UNIÓN EUROPEA Y LA ARGENTINA
A partir de la exposición del Prof. Dr. Simone De Sio, el Dr. Héctor Nieto marcó algunas diferencias con las normativas y prácticas en nuestro país.
La ley italiana toma las recomendaciones de la normativa europea. "La primer diferencia notable es la de la formación, en Italia no existe carrera de grado que no tenga incorporados dos niveles de capacitación en Medicina del Trabajo; además, es de grado; solo en la Universidad de la Sapienza hay 60 cursos. En la Argentina, la formación es de posgrado; y en Italia existe una residencia que dura cinco años", explicó Nieto.
El rol del médico del trabajo también es sustancialmente diferente. Los médicos del trabajo en la Argentina no tienen responsabilidad penal como sí la tienen en Italia, donde un accidente de trabajo genera una causa civil de reparación del daño y otra penal: "El médico del trabajo que no efectuó la vigilancia de la salud puede llegar a ir preso, ya que las enfermedades deben ser notificadas en tiempo y forma. Así la responsabilidad profesional de un médico del trabajo aparece mucho más determinada en Italia", agregó Nieto.
La tercera diferencia tiene que ver con el sistema de protección y reparación de daños; en Italia, la prevención y la promoción de la salud de los trabajadores son funciones que están controladas por el Estado, pero no existen las ART, sino el Instituto Nacional del Seguro contra los Accidentes de Trabajo (INAIL ), que es un ente público en el cual todos los empleadores deben cotizar, en función de sus trabajadores y del riesgo a que los someten.
Ese instituto es el que otorga las reparaciones de daños, pero también es el que controla y vigila la aplicación de las normas de prevención. "El poder de vigilancia tiene un poder de policía mucho más desarrollado que en la Argentina", concluyó Nieto.

DATOS DE LA OIT
• 2,02 millones de personas mueren cada año debido a enfermedades relacionadas con el trabajo.
• 321.000 personas mueren cada año como consecuencia de accidentes laborales.
• 160 millones de personas sufren de enfermedades no mortales relacionadas con el trabajo cada año.
• 317 millones de accidentes laborales no mortales ocurren cada año.
• Cada 15 segundos, un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo.
• Cada 15 segundos, 115 trabajadores tienen un accidente laboral.
Los países en desarrollo pagan un precio especialmente alto en muertes y lesiones, pues un gran número de personas están empleadas en actividades peligrosas