#
#
INSTITUCIONAL
SECRETARIAS
CONTACTOS
GREMIALES
COMUNICADOS
JUBILADOS
COMISION DE CYMAT
RESIDENTES
el poli
 
 
 
14 DE ENERO DE 2022
DEFENDEMOS EL TRABAJO DE LOS MÉDICOS EN PANDEMIA

 

La Asociación de Médicos Municipales, con la preocupación y ocupación cotidianas frente al grave momento epidemiológico que nos atraviesa, y con la firme convicción de aportar a la construcción de un abordaje integral de la pandemia de COVID-19, expresa algunas consideraciones acerca de las últimas resoluciones adoptadas por el Ministerio de Salud del G.C.B.A.
En primer término, debemos destacar el inconmensurable trabajo de las médicas y médicos MUNICIPALES quienes, de manera cotidiana, codo a codo con todo el equipo de salud, atienden más allá de los límites de la fatiga, las necesidades de la población.
En esa entrega que se sustenta en la vocación y la pasión por los valores y principios del ejercicio de la medicina, muchos enfermaron gravemente, expusimos a nuestras familias, padecemos secuelas físicas y psíquicas. Muchos perdieron la vida cumpliendo con su deber.
En inadecuadas condiciones trabajo, somos muchas veces agredidos, violentados, insultados. Aun así, somos quienes damos la cara y ponemos el cuerpo a una población, necesitada, temerosa aun cuando muchas veces los recursos del sistema no son suficientes y oportunos para brindar la respuesta esperada.
NOS LLAMARON ESCENCIALES, PERO NOS DESTRATARON.
Frente a esta situación, la AMM dispuso medidas paliativas, a sabiendas que, sobre la muerte y la enfermedad que afectan a la familia médica, todo deviene poco e insuficiente.
Hicimos y seguiremos haciendo todo lo posible para acompañar en este difícil momento a nuestros colegas.
No confrontamos con la necesidad de tomar medidas extraordinarias en pos de garantizar el derecho a la asistencia sanitaria de toda la población.  Ofrecemos una discusión seria de las medidas, en la búsqueda de consenso y con participación de nuestra Asociación para que los pacientes accedan a los servicios que requieren sin que ello implique aumentar su exposición a riesgos o se dañe aún más la salud de nuestros colegas.
Irrenunciablemente exigimos las condiciones integrales para garantizar la seguridad y los derechos laborales de todo el equipo de salud de los hospitales e instituciones del Ministerio de Salud.
No pedimos privilegios, pedimos reconocimiento y apoyo.
La reciente actualización del protocolo indica que quienes somos contacto estrecho y estamos vacunados continuemos trabajando, pero sin contacto con personas de riesgo y con testeos al 3er y 5to día.
No se entiende de qué modo se instrumentará el cuidado de la exposición de pacientes de riesgo, con médicos que son potencialmente trasmisores de Sars Cov 2.
Exigimos la reincorporación de los colegas que fueron inoportunamente dados de baja en octubre y que se permita a los residentes de todos los niveles realizar suplencias para mitigar la falta de médicos en esta coyuntura.
Cuestionamos el establecimiento de agendas para la atención de pacientes, desconociendo las reales condiciones materiales de trabajo en los hospitales y CeSACs y las particulares características del acto médico y de la relación médico paciente que requieren adecuaciones ajustadas para cada especialidad, servicio y tipo de consulta. El actual contexto epidemiológico agrava esta situación.
Creemos que la población general valora profundamente EL TRABAJO DE LOS MEDICOS y sabemos que algunos inadaptados no son el todo, pero claramente se necesita que las autoridades adecuen las medidas de seguridad en los puestos de trabajo.
La AMM, exige respuestas rápidas, efectivas y de aplicación inmediata a nuestros reclamos. Las demoras condicionan el producto final de nuestro trabajo, la salud de los médicos y el cuidado de la población.
Se ha perdido quizás la fase de control pandémico, pero no debe perderse la fase de mitigación, ya que, de hacerlo, además de perder las vidas de los pacientes, perderíamos el más fuerte bastión de la salud pública y sus defensores, LOS MEDICOS Y LAS MEDICAS.
Reiteramos que NO PUEDEN BRINDARSE SERVICIOS DE SALUD A LA POBLACION SIN MEDICOS Y MÉDICAS QUE PUEDAN DESEMPEÑARSE EN CONDICIONES DE TRABAJO SANAS Y SEGURAS.